La importancia de llamar los fenómenos y los componentes por su nombre!



Normalmente solemos escuchar en los servicios técnicos electrónicos de cualquier tipo algunos adjetivos calificativos que intentan denotar una magnitud física o un componente especifico, tal es el caso de expresiones muy populares del tipo ¨escala de diodos¨ ¨Valores Referenciales¨ ¨Filtros EMI¨ entre las mas usadas en áreas de reparación de celulares, notebook y consolas mayormente.


Esto no implica en ningún caso un error, es totalmente valido asignar un nombre a un evento u objeto que se desconoce y debemos representarlo de alguna forma, y es que resulta totalmente normal el uso de estas expresiones porque históricamente no se ha acostumbrado a llamar los componentes por su nombre.


Esta no es una situación novedosa en ningún caso, esto ha sucedido anteriormente con el archiconocido procedimiento de ¨Flasheo¨ por ejemplo, el cual es la acción sobre escribir un archivo firmware en la antigua memoria Flash, desde donde se desprendió el termino ¨Flasheo¨. Pero, en el caso de que la escritura se realice en una memoria Nand, se llamaría entonces Nandeo?.


La respuesta es no, de hecho la forma correcta no aplica ni siquiera en el caso de las memorias Flash, por lo que este tipo de sobre nombres en eventos o componentes son parte de la misma idiosincracia del técnico. Es resultado de la comunicación de procedimientos boca a boca, de la transferencia espontánea y con la buena fe de conocimiento entre la misma comunidad de técnicos y que ha sucedido y sucede de la misma manera en todo el planeta.


Pero, cual es el efecto de este tipo de prácticas sobre el conocimiento? en que afecta llamar una cantidad de un nombre u otro?


La respuesta es la limitación!


Para una persona que crece profesionalmente escuchando una expresión dada y que desee seguir aprendiendo y subiendo de nivel resultará una limitación importante el hecho de no conocer el verdadero nombre de los fenómenos o componentes, ya que estará buscando sin dirección en la red o en la bibliografía....Sería como andar buscando manzanas preguntando en cada esquina donde venden peras, y sin importar cuanto se busque, no hay forma en la que puedas llegar a conseguir lo que desees a menos que un evento fortuito relacionado lo produzca.


De manera que, entre las mismas limitaciones que tenemos y que nos permiten crecer y mejorar en la comunidad técnica está el hecho de que seguimos llamando peras a las manzanas.


43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo